A muda de pelo no outono

 

 

La muda en perros y gatos se produce principalmente dos veces al año (primavera y otoño). Es un proceso natural en los mamíferos que les permite renovar el pelaje para adaptarse a las condiciones climatológicas de las distintas estaciones.

El inicio del proceso de muda está condicionado por factores ambientales como son la temperatura, el fotoperiodo (horas de exposición a la luz del sol) y la humedad. Los animales que viven en el interior pueden tener mudas menos marcadas y más duraderas. Suelen mudar levemente durante todo el año, aunque el proceso se acentúa en los cambios de estación. Esto es debido a que sus condiciones climatológicas (luz y temperatura) varían mucho menos.

Es necesario proporcionar unos cuidados que permitirán que la muda se produzca de forma óptima. Se recomienda administrar un suplemento nutricional completo que aporte nutrientes esenciales para fortalecer la piel y el pelo del animal y garantice que nuestra mascota puede desarrollar un pelaje sano y brillante. Cepillar diariamente al animal con un cepillo o peine adecuado ayudará a retirar el exceso de pelo. También se aconsejan los baños con champús y acondicionadores dermatológicos específicos para el pelo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s